martes, 13 de septiembre de 2011

Capítulo 13: “Malas noticias…”

Hoy es viernes por la mañana. Me levante muy relajada, tenía mucho tiempo, ya que me había despertado más temprano de lo habitual. Cuando me dirigí a la cocina me tope con papá, quien se encontraba tomando su café y leyendo el periódico.
- Buenos días papá – salude dándole un beso en su mejilla.
- Buenos días hija, ¿Cómo amaneciste?
- Muy bien papá, ¿y tú?
- Bien…- me miro con cara de sospecha - mm… ¿por qué tan feliz?
- Bueno papá tu sabes, es viernes y los viernes me ponen de buen humor – respondí sonriente
- ¿A si?... no te creo… aun que te gusten los días viernes nunca amaneces tan sonriente – dijo recalcando ese “tan”.
- Alucinas papá… y ¿qué aras hoy? – pregunte desviando el tema.
- Hoy tengo una importante reunión, eso significa que llegare tarde… a si y por cierto – hizo una pausa y luego me miro – no creas que me di cuenta que desviaste el tema eh… algo ocultas y pronto lo sabre
- ¿ocultar algo? – Reí nerviosa
- Si…
- Se me hace tarde, adiós papá – tome mi mochila y salí corriendo de ahí.
Al parecer era muy notorio mi estado de felicidad. ¿Cómo no estar feliz?, si ayer fue uno de los días más lindos que he vivido. Mientras caminaba a la salida del condominio me encontré con alguien que no veía hace mucho tiempo
- Hola (tu nombre)
- Hola Gustav – salude dándole un gran abrazo, el cual él respondió.
- Hace mucho tiempo que no te veo, ¿Cómo has estado? – Pregunto
- Muy bien gracias – respondí – ¿y tú?... que haces levantado a esta hora, ¿no crees que aun es temprano?
- Estoy bien gracias… y sí, es temprano, pero bueno me gusta levantarme temprano y como no sabía que hacer, decidí salir a comprar – respondió sin quitar ningún segundo su tierna sonrisa.
- Vaya – exclame
- ¿vas a la escuela verdad? digo por tu uniforme
- Oh si – dije mirando mi uniforme
- ¿Te gustaría que te acompañara?, claro si quieres – pregunto rascando su nuca.
- Claro que si, me encantaría – le sonreí
Así me fui todo el trayecto con mi tierno acompañante. Creí que era igual a como solía mostrarse en la televisión: reservado, tranquilo, etc., pero me equivoque. Conversamos sobre muchas cosas, las cuales me hacían reír. No me di cuenta cuando ya nos encontrábamos fuera de la escuela.
- Bueno hasta aquí te dejo – dijo mi acompañante
- Muchas gracias Gusi
- ¿Gusi? – Me miro confundido
- Es de cariño – le sonreí
- Oh… me gusta – exclamo
- Bueno, entrare antes de que se me haga tarde, adiós – bese su mejilla y entre a la escuela.
Una vez ahí, me dirigí hasta mi casillero. Saque algunos cuadernos y libros, luego lo cerré.
-¡cuidado! – gritaron unos muchachos que venían corriendo a toda velocidad.
Estos chocaron con migo, provocando que cayeran todos mis libros y cuadernos.
- Ten más cuidado niña – dijo molesto uno de ellos.
- El que tendría que tenerlo eres tu – refunfuñe
- Tu eres la que se interpuso en nuestro camino – agrego su compañero
- ¿Pasa algo? – pregunto un chico con una voz muy grave.
- N..no – respondieron algo nerviosos
- ¿Seguros? – Pregunto nuevamente
- ss.… si - respondió uno de ellos
- Bueno y ¿que hacen aquí parados? – Pregunto aquel chico de voz grave
- Nada… nosotros nos íbamos… ¿verdad? – le pregunto a su compañero
- Si, si, si así es nosotros nos íbamos – dicho esto se fueron de la misma manera en que llegaron, corriendo.
- Ash – gruñí mientras recogía mis cosas que ya hacían en el suelo.
- Yo te ayudo – dijo aquel chico mientras recogía mis cosas
- Gracias Andy – le sonreí
- No tienes que agradecer
Ambos nos paramos y reímos.
- Te acompañare a tu salón, llevas muchas cosas, no quiero que tropieces con todo – rió
- Oh… gracias
Mientras caminábamos muchas personas nos miraban algo raro, murmuraban cosas entre ellos, otros simplemente miraban asombrados. No entendía el por qué de sus reacciones, me sentía un poco incomoda, pero al fin habíamos llegado al salón. A mi encuentro salieron mis amigas, quienes al verme con él tuvieron la misma reacción que las demás personas.
- Gracias Andy – le agradecí nuevamente
- No tienes que agradecer… adiós tengo que ir a mi clase, te veo luego – hizo un gesto de “adiós” con su mano y se fue.
- Cuéntanos todo – exclamaron mis amigas
- ¿Qué debería contar? – pregunte mientras me dirigía hasta mi asiento.
- ¿Qué hacías con el? – Pregunto Rocío
- Solo me ayudo a traer mis libros
- Algún motivo debió haber para que eso pasara – dijo Daniela
- Bueno si… unos niños venían corriendo – así fue como les conté todo lo que había ocurrido hasta llegar al salón – aun no entiendo por qué razón me miraban tanto…
- Lo que pasa – dijo Constanza – es que Andy es muy popular en la escuela y nunca hace algo así con una chica. Muchas han intentado todo para que Andy les preste el mínimo de atención, pero nunca lo consiguen, es por esa razón que todos te miraban así.
- De haber sabido eso no hubiera dejado que me acompañara – dije algo incomoda
- ¿Eres tonta o qué? – exclamo Daniela – serás la envidia de la escuela, muchas en estos momentos desearían estar en tu lugar.
- Lo que menos quería era llamar la atención
Así estuvimos hablando hasta que el profesor llego. El día se paso muy rápido, eso me gustaba, además los viernes salíamos más temprano. Mis amigas se ofrecieron a acompañarme hasta la entrada del condominio, yo acepte con gusto.
- Nos vemos el lunes – dijeron al unísono, al parecer era típico de ellas hablar al mismo tiempo.
Me despedí de cada una y luego entre.
- Hola (tu nombre) – exclamo una voz que se me hacía muy familiar. Voltee para ver de quien se trataba.
- Hola Bill
- ¿Cómo estas? – Pregunto dándome un abrazo
- Bien gracias… ¿y tú?
- Muy bien, me alegro mucho encontrarte, necesitaba hablar con tigo
- ¿Sobre qué? – Pregunte confundida
- Bueno, quería invitarte a nuestra casa, con los chicos aremos algo, aun no sé que, pero queríamos que estuvieras presente… ¿qué dices? – me miro con cara de esperar un “si” como respuesta.
- No lo sé…
- ¡Vamos!, solo será un rato… ¿si?
- Esta bien… pero primero quiero ir a cambiarme de ropa, no quiero ensuciar el uniforme
- Esta bien
- ¿Quieres acompañarme?
- Claro – sonrió
Nos dirigimos hasta mi casa. Invite a Bill a que pasara, pero el insistió en esperarme afuera. Entre me cambie de ropa y luego salí. Mamá no estaba en casa.
Mientras caminábamos hasta su casa, él me preguntaba como había sido mi día en la escuela, entre otras cosas más.
- Bueno, hemos llegado – dijo mientras abría la puerta – adelante.
Entre tímidamente, como siempre.
- Tranquila, solo estamos Tom y los chicos, no tienes que ser tímida – sonrió
- ¡(tu nombre)! – exclamo Georg quien en ese momento venia llegando.
- Hola Georg – lo abrace muy fuerte, el respondió de igual manera.
- Por fin te veo bien, el otro día solo te vi, pero fue un momento, ya que saliste corriendo…
- Oh si… - reí algo torpe
- Bueno (tu nombre), ve al patio, nosotros iremos en un instante, ya que llevaremos algunas cosas para compartir – dijo Bill
- Esta bien… - respondí y obedecí a Bill
Me dirigí hasta el patio, claro, ya sabía donde se encontraba, ya que nuestras casas tienen el mismo modelo. Una vez ahí me encontré con alguien que esperaba ver, pero no de la forma en que estaba….
- ¡Mi pequeña! – Exclamo Tom con una gran sonrisa en su rostro
- Hola Tom – le sonreí de la forma más estúpida… claro, verlo tomando sol sólo con traje de baño… era difícil, si eso.
- ¿Cómo estas? – Pregunto parándose
- eh… ¿yo?, si… si, si bien – dije torpemente
- ¿Segura? – Pregunto llegando a mi lado
- Si…
- ¡Ven aquí! – En ese momento Tom me abrazo
- ¡Tom, estas ardiendo! – exclame tratando de salir.
- ¿Y eso qué?– rió
- Eres un malvado Kaulitz
- Lo sé – sonrió pícaro
- ¿De qué me perdí? – pregunto Georg llegando junto a Bill con algunas bolsas.
- ¿Tom por qué abrazas a (tu nombre)? – Su gemelo parecía algo confundido
- Solo jugábamos Bill no te espantes – respondió Tom soltándome
- Hola a todos – saludo Gustav quien venia entrando con muchas bolsas.
- Hola – saludamos al unísono
Ayudamos a Gustav con las bolsas y luego comenzamos a platicar, comer y muchas cosas más. La verdad era imposible no reír junto a ellos. Mientras hablábamos, Tom y yo nos mirábamos de reojo y sonreíamos. Mi celular comenzó a vibrar, tuve que disculparme con los chicos y pararme a un lado para contestar.
- ¿Bueno?
- Hija, ¿dónde estas?
- En la casa de los vecinos
- ¿Puedes venir un momento?, necesitamos hablar de algo muy importante con tigo
- Esta bien mamá, ahí voy – corte.
- ¿Quién era? – Pregunto Tom
- Era mi madre, lo siento chicos pero los tengo que dejar, fue muy divertido estar con ustedes.
- Descuida, cuando quieras puedes venir, eres bienvenida siempre a esta casa – dijo Bill con una sonrisa de oreja a oreja.
- Muchas gracias Bill, adiós
- Espera… te acompañare hasta la entrada – menciono Tom parándose de su silla
Me miro con su típica sonrisa picarona. Cuando llegamos a la entrada, abrí la puerta pero Tom me detuvo.
- ¿Podemos vernos esta noche? – Pregunto
- Are lo posible – le sonreí
- Te esperaré hermosa – se acerco lentamente a mi y me beso.
- Adiós Tom – bese su mejilla y salí de ahí.
En el camino no podía quitar aquella sonrisa estúpida que ponía después de ver a Tom. Mientras abría la puerta de mi casa, pude notar que papá ya había llegado, ya que el auto que había alquilado se encontraba estacionado fuera del garaje. Esto podía significar dos cosas: una era que a papá le había ido bien en su reunión o que le fue mal.
- Hola – salude a mis padres quienes se encontraban sentados en el sillón.
- Hola – saludo papá algo serio
- ¿Pasa algo malo? – Pregunte asustada
- Hija, tengo malas noticias… - dijo papá
- ¿Qué noticias?
- Mañana volveremos a (tu país)….

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

¡Hola!, bueno espero que les guste el capítulo… la verdad es que me pareció algo aburrido, pero no sé ustedes >.<. Como dije ahora podré subir más seguido capítulos, así que no las are esperar tanto jajaja. Gracias muchas gracias por sus lindos comentarios ♥. Cuídense mucho y eso ajaja Adiós ♥

PD: perdón por las faltas ortográficas y perdón por no ponerles fotos, pero el blog no me deja poner fotos, así que imaginence algunas partes >.<.

8 comentarios:

  1. Que!? no podemos volver a mi pais D:
    Bueno, me gusto el capitulo (:
    Sigue pronto

    Isi.

    ResponderEliminar
  2. noooooooooo
    yo quiero quedarme ahi
    me encanto el capi
    sube pronto

    ResponderEliminar
  3. nooooo no es posible!
    tan pronto regresan a su pais??
    nooo... q tom se vaya con ella...ok no...
    mejor q ella se kede con tom!! sii eso si XD
    apenas si van comenzando no se pueden separar!!
    (es mi imaginacion o bill se trae algo con (tu nombre)?? )
    ahahh amoo tu fic.. siguela XD

    ResponderEliminar
  4. QUEEEEEEEEEEEEEEEEE O__________________________O
    SUBE SUBE MAS MAS MAS MAS MAS MAS MASSSSSSSS!!

    ResponderEliminar
  5. *-----------------------* wOoW!! sin palabras! eres increíbleeee!!..me encataaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!..sabes la estoy leyendo desde el capitulo 1 ! hasta éste! enserio! no es broma..te juro que me quedé así *---* ..sabes escribir tan bien! me encató la parte donde narraba Tom ..te salió tan profesional! me encantó ! no tengo las palabras exactas para decirte que me he obsesionado con tu fic! *----* sigue así porfavor no te detengas por nada ni por badie! eres muy buena haciendo ésto..te haz convertido en una más de mis escritoras favoritas! ^^ junto con Estefanía!!..wooo sigue así eres muy buena!!!..y muchisima suerte y exitos con tu fic! pasaré muy amenudo para ver si subes más caps ;DD ..jejejeje..bye!

    ResponderEliminar
  6. woow!! increibleee!me encantoooo pero me tendre que ir! :(siguelaaa me encanto muchoo! no tardes en subir

    ResponderEliminar
  7. johana muy buena soy tu fan sube pronto plis lo espero con anceas por cierto soy boliviana

    ResponderEliminar